Relatos de misterio

 


Breve historia de los relatos de misterio:


Relato de misterio
es, en la mayoría de las ocasiones, sinónimo de narración detectivesca o de crimen, es decir, aquella historia en la cual un personaje investiga los acontecimientos acaecidos en el relato en busca de una solución lógica.

A veces los libros de misterio tratan sobre crímenes que realmente acontecieron, con lo que se ha creado ya un subgénero en toda regla al que se le ha bautizado como true crime.

Este tipo de relatos puede abarcar también un misterio de carácter sobrenatural o carecer de un crimen que deba ser resuelto, ya que las novelas que se encuadran en este género no son todas iguales.

Hay una amplia variedad de subgéneros con sus propias reglas y seguidores:

Cozy: narración policíaca en la que no existe violencia explícita y en la que el lector recoge el reto de desentrañar el caso mientras lee. Se centra en el crimen de una víctima que no se echará de menos o que no ha generado empatía en el lector. Después de una serie de sucesos, el astuto investigador logra dar con la explicación que da sentido a todo y para exponerla reúne a todos los involucrados. Edgar Allan Poe dio inicio a este tipo de relatos de misterio con su personaje Auguste Dupin.

Posteriomente fueron Agatha Christie, una de las autoras más leídas de la historia, y Arthur Conan Doyle con su Sherlock Holmes, quienes impulsaron con fuerza este género.

Novela Negra (noir): un ambiente crudo y desesperanzador la defina. Cuenta la historia de los personajes del lado oscuro: criminales, adictos, policías corruptos, etc. Es el extremo opuesto de las narraciones cozy. Las novelas de investigadores privados entran en el género negro y son todo un icono de la cultura norteamericana. Este subgénero solía aparecer con frecuencia en las Pulp Fiction de los años 30 y 40. Destacan escritores como Dashiell Hammett con su Halcón Maltés y Raymond Chandler con su personaje Philip Marlowe.

En España es imprescindible mencionar a Manuel Vázquez Montalban y su detective Pepe Carvalho.

Comedia de misterio: La historia se distingue por elementos de humor y aventura, cuyo protagonista suele ser un investigador inútil al que las cosas le salen mal constantemente. Mientras intenta llevar a cabo sus planes va resolviendo, casi sin querer, la situación.

Policial clásico, legal o médico: estos subgéneros de relatos de misterio se caracterizan por mostrar procedimientos policiales, judiciales o médicos de forma precisa. Muchos escritores que lo escogen son policías, abogados o médicos debido a la cantidad de información necesaria para construir una narración creíble. Robin Cook es ejemplo de creador de best sellers de este género.

Thriller: en este caso, el investigador no persigue al criminal sino que es el protagonista el que está siendo perseguido o atacado. La cuestión radica en cómo se las apañará para seguir con vida hasta averiguar quién está detrás o qué pasa en realidad. Suelen mantener la tensión con un argumento trabajado hasta en el menor detalle.

Histórico: en este subgénero, que consiste en trasladar los relatos de misterio a otra época, es necesario encontrar el equilibrio entre la trama y la ambientación. El nombre de la rosa, de Umberto Ecco, es probablemente el más representativo.

Misterio de ciencia ficción: como en el apartado anterior, trasladamos la historia en el tiempo, pero esta vez al futuro. Muchos escritores de ciencia ficción buscan en el misterio el soporte para el desarrollo de nuevas realidades, el mejor ejemplo es Robots de Isaac Asimov.

Crimen Blanco: la característica de este subgénero es que se centra en la planificación y ejecución de un golpe y sus contratiempos. El momento álgido se logra con la intriga de saber si el plan tendrá éxito.

Existen muchas otras subtramas dentro del género de misterio, aquí se han mencionado las más frecuentes. En ocasiones este se acerca al del terror cuando se trata de sucesos violentos y macabros, o de una serie de crímenes de ese tipo.

Nos encantan los relatos de misterio porque suelen ir acompañados de una investigación, y eso hace que los lectores no podamos levantar la mirada de las páginas si está bien narrado.

 

Otros géneros literarios:

Arima Rodríguez
Últimas entradas de Arima Rodríguez (ver todo)
    ¡Comparte este contenido!
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Pin on Pinterest
    Pinterest

    Deja un comentario

    Sugerencias