Reseña: El Demonio de Arbennios (Bernard Torelló)

Título: El Demonio de Arbennios
Autor: Bernard Torelló
Género:
Fantasía
Editorial:
Minotauro

Con cada nombre propio está vinculado un único modo de darse el, la o lo designado mediante él (Frege, 1918, p. 65). —Mi nombre es Aélthad.

Los sueños guardan las llaves. Y aunque no la recordaba con exactitud, Kai sabía que su pesadilla estaba relacionada con “su nombre”. (Vida, Justicia, Honor, Amor, Amistad, Soledad, Identidad, Venganza, Revelación, Muerte). ¿Capítulos de un libro o fragua donde se forja el hombre?

“Para ir a la guerra, había que convertirse en guerra”.

Estamos ante un texto creado desde la más pura exigencia del autor, su pasión por los mitos de la literatura fantástica, y la influencia que en él dejan sus lecturas y sus autores predilectos. Hablamos de giros de guion. Hablamos de sonoridad, lenguajes propios; de tentaciones, de personajes de espíritu alto y heroico. Hablamos de mundos épicos e imaginarios. Hablamos de La Tierra Media de J.R.R. Tolkien, de Poniente de George R.R. Martin o de C.S. Lewis.

La conspiración política, la traición, la venganza. El debate más antiguo, desde la moral y desde la ética, “el bien y el mal”, cuestión filosófica por excelencia, está presente en esta esperada obra del autor Bernard Torelló: El Demonio de Arbennios.

Traición y triple asesinado”. Qué fácil resulta burlar a la justicia.

Y hay también que pasar por un proceso de destrucción interior y de ruptura con gentes, con lugares, con creencias, para encontrarse.

¿Puede un error borrar los hechos sobresalientes de toda una vida? Destaco de esta lectura, obra de Bernard Torelló, y su relato épico/fantástico, El demonio de Arbennios, el magnífico uso del elemento sorpresa, la descripción del detalle, la ambientación de época y el aprovechamiento del factor suerte, presentes a lo largo y hasta el final de la obra. Asimismo, resalto en ella la perfecta consecución de los caracteres de los personajes, y de las escenas de acción. Con un poder narrativo visual comparable a una proyección cinematográfica, y ese hiperrealismo presente, capaz de hacernos sentir y hasta ver la sangre salpicando las butacas. Porque, mérito añadido, además del valor artístico en la elaboración de los párrafos implicados, denota un amplio conocimiento de todo el tema relacionado con el combate medieval.

“La danza de acero”

Y aplaudo su narrativa en tercera persona, con injertos de diálogos menores, y la inyección de la voz en off del protagonista para apoyar el relato.

Josefina Llorente
Últimas entradas de Josefina Llorente (ver todo)
    ¡Comparte este contenido!
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Share on Whatsapp
    Whatsapp
    Pin on Pinterest
    Pinterest

    Deja un comentario

    Sugerencias