Reseña: Olvídelo todo

Título: Olvídelo todo
Autor: José María Hernández
Género: Suspense
Número de relatos:
10
Editorial: Círculo Rojo

 

 

 

 

 

 


El pasado, el presente y quizás el futuro. Empeñarse en algo con todas sus fuerzas y arrepentirse de las decisiones tomadas.

Con el deseo de olvidarlo todo y empezar de nuevo nos encontramos con diez relatos de diferente temática y mismo punto en común: el olvido.

José María Hernández edita Olvídelo todo, una obra de fácil y rápida lectura. Su autor muestra una pluma fresca y desenfadada con la que se gana al lector.

 

 

Lo siento

Con una bonita descripción inicial, Lo siento muestra el asombro de su protagonista al descubrir un secreto.

Este relato de suspense recuerda a las clásicas películas de los sesenta en la que un cliente misterioso llama a la puerta de un detective privado.

Corto pero intenso, nada es lo que parece.

 

Olvídelo todo

Relato que da título al libro, muestra el miedo a una amenaza constante por parte de la Muerte.

El descubrimiento de un gran secreto que hará tambalearse a la humanidad está a punto de presentarse en sociedad cuando su científico recibe el ultimátum de abandonar el estudio si no quiere perder lo que más ama.

Un giro de tuerca en sus últimos párrafos, recuerdan al lector qué puede ser lo más importante para alguien que parece tenerlo todo.

“Dr. Hamilton, tiene usted en su poder un arma muy peligrosa para mi trabajo. Olvídelo todo o perderá lo que más ama.”

 

Un día de suerte

La esperanza es el tema central de Un día de suerte.

La búsqueda de empleo se convierte en la misión diaria de su protagonista, que no cesa en su empeño de conseguir un puesto de trabajo.

Este relato corto pero bien resuelto deja al lector con una sonrisa en los labios.

 

La biblioteca de la venganza

Al más puro estilo de novela negra, La biblioteca de la venganza se mueve en un ambiente policiaco que hace disfrutar desde su inicio.

Una biblioteca, dos asesinatos y un misterio sin resolver.

 

El amargo despertar

Recuerda en su ambientación a los oscuros pasajes de El nombre de la Rosa.

Situado en una abadía francesa, la tranquila abadía despierta con el terrible suceso de suicidio de uno de sus congregantes.

El misterio y la investigación por parte de sus religiosos darán a la trama el punto cercano a las voces de sus personajes.

“En ese momento otros hermanos, entre ellos Matisse, llegaron a la habitación y, tapándose unos la boca en señal de incredulidad y persignándose otros, todos miraban el cadáver del abad.”

 

Hoy, mañana y siempre

El amor incondicional es el fiel reflejo de este relato. La historia de una enfermera y su pasión por la profesión que ejerce harán que su vida de un giro de lo más inesperado y complicado.

 

El acecho

La sed de venganza es el motor de El acecho.

La fijación de unos cazadores por conseguir su presa provocará que su final no sea el más positivo.

“El pánico se apoderó de mí y corrí como nunca lo había hecho. Nuestras vidas estaban en peligro y cualquier tropezón o cualquier tipo de descuido, acabarían con alguno de nosotros destrozado por un grizzly.”

 

El pasado siempre vuelve

Ambientado en la antigua Roma, la decisión de los soldados de la Legión romana de destrozar algunas aldeas con sus habitantes les pasará factura en un futuro que ni ellos se imaginan.

El dolor y la incertidumbre rodearán a esos que no lo hicieron bien unos años antes en nombre de otro.

“Estábamos a principios del primer mes del año 813 desde la Fundación de Roma y parecía que la primavera se hubiese adelantado, porque el verde del campo inundaba todo a nuestro alrededor y el sol saldría de un momento a otro.”

 

La llamada

Quizás el relato con más características policíacas. Una historia trepidante cargada de misterio en la que un sospechoso, una trama de espías, personajes poderosos y un asesinato mantendrán al lector en vilo sin saber qué ocurrirá hasta el final.

 

El baile del reloj

El relato más largo y el que da cierre a la obra.

Una antigua historia de la Alemania nazi que llegará al presente de su protagonista sin esperarlo.

Una reliquia, una espía y un chico que acaba de perder a su padre es todo lo que José María Hernández ha necesitado para dar forma a un relato bien formado.

“Por un lado ejercía como piloto, pero por otro intentaba ayudar a numerosos judíos a escapar de Alemania, gracias a su cargo, su influencia y la información de la que disponía.”

 

Todos y cada uno de los relatos que conforman la obra son de temática diferente pero todos sus personajes hubieran querido olvidar todo lo que los ha movido a actuar de esa manera.

A veces olvidar es el único remedio para seguir adelante.

 

Jessica García
Últimas entradas de Jessica García (ver todo)
    ¡Comparte este contenido!
    Share on Facebook
    Facebook
    Tweet about this on Twitter
    Twitter
    Pin on Pinterest
    Pinterest

    Deja un comentario

    Sugerencias